Adultos:

La vida, por definición, no es fácil y en multitud de ocasiones sin saber muy bien el porqué, la hacemos aún más compleja. Y de repente, nos vemos sin recursos, perdidos, sin rumbo… SUFRIENDO.

No debemos permitir que estas situaciones nos superen ni consentir que nuestro funcionamiento deje de estar en nuestras propias manos.

Por ello, te acompañamos en: Cuadros de ansiedad y/o depresión, estrés laboral, traumas, duelos que a veces se tornan complicados, situaciones de baja autoestima, adicciones, problemas en la alimentación o en el sueño…

Comentarios cerrados.