Diego Ortega:

¡Hola!

¿Qué tal? Soy Diego. Estoy licenciado en psicología por la Universidad de Santiago de Compostela, colegiado en el Colegio Oficial de Psicología de Galicia (G-5980) y habilitado para ejercer actividades sanitarias por la Dirección General de Ordenación e Inspección de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid. En la actualidad, entre otras ocupaciones, conformo con mi socia Nair Montero la mitad de “El Diván Azul” que es una clínica de psicología autorizada (C-36-002851) por la Subdirección General de Inspección, Auditoría y Acreditación de Servicios Sanitarios de la Xunta de Galicia.

Recuerdo que desde bien pequeñito me apasionaba conocer el porqué de las cosas y no sé si motivado por ello, decidí años después estudiar psicología. Pensaba, iluso de mí, que el estudio profundo de la mente humana me daría las respuestas a todas esas incógnitas vitales que seguían revoloteando en mi cabeza, pero… ¡no fue así!

Tras años de formación y de experiencia viendo pacientes me di cuenta de que jamás resolveremos todas nuestras dudas porque, en muchas ocasiones, las “tormentas” simplemente llegan e incluso se quedan con nosotros un tiempo.

Y da igual si nos gustan o no, si intentamos combatirlas o si nos rendimos antes de mojarnos porque… pasarán igualmente. Y encima cuando ocurren, tenemos la mala costumbre de focalizarnos en ellas en lugar de en sus consecuencias las cuales casi siempre podemos cambiar o tornar más favorables.

Dicho esto, es bien cierto que a veces aun poniendo todo de nuestra parte, nos vemos superados por la tempestad. Queremos avanzar y salir de ella, pero no sabemos cómo. Si es así, estás en el lugar correcto.

Anímate a visitarme y te ayudaré a sacar lo mejor de ti mismo. Volverás a “ser capaz” ya que desarrollarás esas habilidades que creías dormidas y que te harán más eficiente a nivel personal pudiendo así mejorar tu salud y tu calidad de vida. Juntos, abriremos el paraguas para evitar mojarte y, si no es posible, aprenderemos a disfrutar bailando bajo la lluvia.

¿Te vienes?

Comentarios cerrados.